Dr. José Gregorio Hernández

BEATIFICACIÓN

EXHORTACIÓN

ORACIÓN

NOVENA

HISTORIA

Infancia
Estudios en Europa
Su muerte
Vida religiosa
Publicaciones

PETICIÓN

 


cortesía de www.elratondelqueso.com

Si el mensaje no se publica es porque hay muchas peticiones, lo importante es tener fe, no hace falta enviar múltiples correos, ni siquiera salir publicado en la página, con el deseo y fe absoluta es más que suficiente.
 Puede insertar aquí su petición o agradecimiento al Siervo de Dios y con gusto lo colocaremos de forma totalmente gratuita,
igualmente si tiene pruebas de algún milagro del Dr. José Gregorio Hernández puede notificarlo a
causajosegregoriohernandez@gmail.com o en Vicepostulación de la causa del Dr. José Gregorio Hernández, Palacio Arzobispal, Plaza Bolívar, apartado 954. Caracas 1010-A, Venezuela.

Apreciado santo doctor José Gregorio Hernández concédele por favor el milagro de empleo en pdvsa a mi hija Angela Piñero.
Onofre Piñero

Gracias José Gregorio Hernandez por todos los favores concedidos a Dios le pido que ayude a tu pronta Beatificación DIOS.
Eusebio lezama

José Gregorio Hernández, ayuda a mi bebé Sebastián Mattias que mejore de su hipertensión pulmonar. Y está ya en casa amen.
Evys sifontes

Gracias a Dios y gracias al doctor José Gregorio Hernández por favor concebido y sus bendiciones por la salud de Haydee.
Alejandra

Te pido en tu nombre que sanes a mi madre Trina Pérez eres el médico de los enfermos más necesitados intercede por ella.
Carolina Pérez

Le pido al dr José Gregorio Hernández que le cure urgentemente la vista a mi esposo Oscar por problemas de retina y vitreo.
Elizabeth

Ante todo gracias a Dios y a ti dr José Gregorio hernández por haberme devuelto la vista ya q mi ojito no tenia cura.
Roiner Ahumada

Nuestro doctor. Ayude y le de sanación al problema de salud que tiene. cuide y proteger.
Odalys Hernández

Dr José Gregorio Hernández perdoname por no rezarte todos los días hoy pido de todo corazón sanes a mi papa Angelo Rocco.
Jenny Rocco

Te pido Oh Dios que por la interseción del Médico del cielo Hernández me cures de esta enfermedad Gracias de corazón.
ROSALBA COBALEDA MARQUEZ

Te pido a ti Dr. José Gregorio ayudes a Josè a sanarse de la alergia que tiene. Amen.
Yobaira

POR LA SANACIÓN DE MARCOS DE VARGAS PIDO QUE INTERCEDAS ANTE DIOS.
REBECA MONTESDEOCA

Te doy las gracias Dr. José Hernández por haberme atendido después de mi parto y curar a mis gemelos mil gracias.....
ROSSANA A. MEJIA

DR. JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ EN TU SANTO NOMBRE PONGO LA SALUD DE MI APARATO REPRODUCTOR CONFIO EN MI SANACION ESPIRITUAL.
ARNULFO GORDILLO

PIDO EN EL NOMBRE DE DIOS AL DR JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ LA SANACIÓN PARA MI DOLOR BAJITO,QUEMAZON Y DOLOR EN EL COLON.
ADRIANA M. LESMES ROMERO

Te pido señor por mi operación y para que dirijas a los médicos y salga excelente en mi operación amen.
Yadira de Jesús Cova de Bermudez

Te pido a ti doctor José Gregorio que cures a mi hijo Johan Sebastian Guevara niño ya q el sufre de otitis cornica amen.
Johanna Niño

Deseo que el Dr José Gregorio me haga el milagro de poder lograr un embarazo! Diario le coloco su velita blanca!.
Rossy .I.

Amado Dr. José G. Hernández. Agradezco, Amo y Bendigo la sanación de las rodillas y el corazón de mi madre Amanda Marin. Asi como curaste a su hija.
Maris

Pido por la sanación de mi abuelito Granda Francisco para q se cure.
Nathaly Mera

                                     PROCESO DE BEATIFICACIÓN                                 subir

 

 

 

Existen numerosos testimonios de personas que aseguran haber sido curadas por el Doctor José Gregorio Hernández. La mayoría coincide en que durante el sueño, ocurren cirugías y todo tipo de curas milagrosas que cada día agregan más devotos a este Trujillano, que desde su repentina muerte, ha generado un culto alrededor de su personalidad, es uno de los personajes del siglo XX más queridos por todos los venezolanos que ha llevado inclusive a que El Vaticano comience su proceso de canonización.

 

Se le recuerda con gran gratitud por su generosidad, rectitud y servicio a los pobres. Lamentablemente, después de su muerte, su nombre se mezcló con la superstición, la adivinanza y otras prácticas muy lejanas a su fe católica.

 

El proceso de Beatificación, iniciado en 1949 por el Sr. Arzobispo de Caracas, Monseñor Lucas Guillermo de Castillo, ha cumplido con esmero y éxito las etapas canónicas.

 

Luego de iniciado el proceso, y completados los primeros casos, el Dr. José Gregorio es nombrado venerable por parte del papa Juan Pablo II el 16 de enero de 1986 y se inicia el próximo paso que lo llevará a la beatificación.

 

De completarse el proceso, se convertirá en el primer santo de procedencia venezolana y el tercer beato. Venezuela tiene 2 beatos y varias religiosas venerables.

La beatificación del Dr. Hernández es actualmente una meta que espera alcanzar parte de los feligreses católicos así como la iglesia católica venezolana, por lo cual, en diversas partes del país, se rezan diversas oraciones para pedir por el pronto nombramiento del Dr. José Gregorio Hernández como Santo.
 

La capilla que se construyó en su honor, en el lugar en el que hace años estuvo su hogar, cuenta con sus imágenes y con gran cantidad de flores y placas de agradecimiento que llevan los creyentes en acción de gracias.

 

El museo tiene en su interior el piano, la silla, la cama, la mesita de noche y el escaparate usados por José Gregorio Hernández durante su vida. Además, posee 14 pinturas que muestran escenas importantes de su existencia y la primera página del periódico El Universal del lunes 30 de junio de 1919, en la que aparece la reseña de su muerte con el titular:

Duelo de la patria y de la ciencia

 

Inminentes doctores opinan sobre el:

 

"Creía que la medicina era un sacerdocio, el sacerdocio del dolor humano y siempre tuvo una sonrisa desdeñosa para la envidia y una caritativa tolerancia para el error ajeno. Fundó su reputación sobre el inconmovible pedestal de su ciencia, de su pericia, de su honradez y de su infinita abnegación. Por eso su prestigio social no tuvo límites y su muerte es una catástrofe para la Patria".

Luis Razetti
___

 

“Su faceta religiosa con todo lo encomiable que sea considerada en el plano místico, no debe opacar el inmenso aporte que realizó a la ciencia médica venezolana".

Juan José Piugbó

___


"El Dr. Hernández ha trabajado asiduamente en mi laboratorio y ha aprendido en él la técnica histológica y embriológica; me considero feliz al declarar que sus aptitudes, sus gustos y sus conocimientos prácticos en estas materias hacen de él un técnico que me enorgullezco de haber formado".

Matías Duval
 

 

 

 

 

 

 

 

 

Exhortación de Mons. Ignacio A. Velasco G.
                                                              Arzobispo de Caracas                                                     
subir

 

 


Para pedir se intensifique la Oración por la pronta beatificación del Dr. José Gregorio Hernández

A los obispos auxiliares, los presbíteros y diáconos, los religiosos y religiosas y a todo el pueblo fiel que peregrina en Caracas:

El Dr. José Gregorio Hernández es, sin lugar a dudas, la figura más resaltante del siglo XX venezolano. Científico notable y cristiano ejemplar, el Dr. Hernández supo combinar su actividad de médico, docente e investigador con la más profunda caridad y actitud de servicio a todos, especialmente a los más pobres.

Su vida fue un testimonio evidente de santidad, a tal punto, que cuando la perdió en un trágico accidente, el 29 de junio de 1919, el pueblo caraqueño exclamó espontáneamente: ¡Ha muerto un santo!

Esta fama de santidad se propagó después de su muerte. Por eso el Arzobispado de Caracas inició la Causa de Beatificación y Canonización en 1948.

El 16 de Enero de 1986, el Sumo Pontífice Juan Pablo II declaró solemnemente sus virtudes heroicas, por lo cual se le otorga el título de Venerable. Desde entonces, sólo lo distancia de la beatificación y, por lo tanto, de la posibilidad de rendirle culto en los altares, la comprobación de un milagro. A lo largo de estos años se han iniciado varios procesos sobre presuntos milagros, pero hasta ahora, no han llegado a feliz término.

Por eso, considerando que entre los dones más grandes que el Señor ha hecho a la Iglesia de Venezuela está la figura del Dr. José Gregorio Hernández, y que el pueblo venezolano, que espera confiadamente la protección de Dios, necesita urgentemente signos de consuelo y esperanza. Además, que es una característica particular del Jubileo el que nosotros acudamos al Señor Dios para agradecerle sus dones y pedirle las gracias y favores que necesitamos.

Siendo tan sentido en todo el pueblo católico el deseo de su pronta beatificación, y para que el Señor nos conceda ésta tan anhelada muestra de su amor por el pueblo venezolano, dispongo:

1- A partir del tiempo de Cuaresma, y durante el tiempo que resta al año Jubilar, en todas nuestras parroquias, Iglesias, comunidades religiosas, hágase una oración especial, sobre todo en las ocasiones en que se reúne un mayor número de fieles, por la pronta beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

2- Récese en común, en el momento más oportuno durante la Eucaristía, la Oración, ya conocida, para solicitar la exaltación a los altares del Venerable Dr. José Gregorio Hernández.

3- Expóngase al pueblo, durante los actos de culto, la figura y los méritos del Dr. José Gregorio Hernández, invitando a solicitar su intercesión y a pedir por su pronta beatificación. En Caracas, a los 11 días del mes de febrero, Festividad de Nuestra Señora de Lourdes, del año 2000 del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Mons. Ignacio Velasco G.
Arzobispo de Caracas

Refrendado: Pbro. Lic. Adán Ramírez Ortiz Canciller

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN
Para pedir por la pronta Beatificación del

                                          Doctor José Gregorio Hernández Cisneros                               subir

 

 

 

(La Santa Iglesia concede 300 días de indulgencia por cada vez que se rece esta oración)


Oh Dios misericordioso, que te has dignado escoger a Venezuela para ser la Patria de tu siervo El Venerable Dr. José Gregorio Hernández, quien prevenido por tu gracia practicó desde niño las más heroicas virtudes, en especial una fe ardiente, una pureza angelical y una caridad encendida, siendo ésta la escala por la cual su alma voló a tu divino encuentro cuando recibiste el holocausto de su vida.
Concédenos que brille pronto sobre su frente la aureola de los santos, si es para tu mayor gloria y honor de la Santa Iglesia. Te lo pedimos por los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.


ORACION DIARIA
AL SIERVO DE DIOS Dr. José Gregorio Hernández


Oh Señor Dios mío que todo lo puedes y que habéis acogido en tu seno a vuestro amado siervo José Gregorio, que por vuestra gran misericordia le diste el poder de curar enfermos en este mundo, dadle señor la gracia de curarme, como médico espiritual, mi alma y mi cuerpo si ha de ser para tu gloria. Te pido esto Señor Dios mío en nombre de tu amado hijo quien enseñó a orar diciendo:

Padre Nuestro...(rezar el Padre nuestro)
 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOVENA para solicitar favores

                                                por intermedio del Siervo De Dios                                 subir

 

 

 

Oh Trinidad Amabilísima En Voz Creo, En Vos Espero, Os Amo Con Todo Mi Corazón Y Os Pido Llenéis Mi Alma De Vuestra Gracia Y Lo Confirméis En Ella; De Modo Que Jamás Deje De Ser Vuestro Santo Templo Y La Morada De Vuestras Delicias, Vos Habéis Elegido A Vuestro Siervo José Gregorio Para Enseñar A Los Hombres A Amaros Sobre Todas Las Cosas, Serviros Fielmente Y Amar Al Prójimo Con Santa Caridad, Animado Yo Con Esta Consoladora Doctrina Del Evangelio Os Adoro Y Bendigo Por Las Virtudes Y Prerrogativas Que Habéis Concedido A Nuestro Siervo Y Edificado Con Su Ejemplo Os Pido Por Su Eficaz Intercesión Que Me Asistais En Todas Mis Necesidades, Especialmente En Esta Que Encomiendo. Dignaos Trinidad Misericordiosisima, Oír A Vuestro Siervo Concediéndome El Favor Que Os Pido Si Es Para Mayor Gloria Vuestra Y Bien De Mi Alma.

Amen.
 


DÍA PRIMERO

Oh Padre Eterno Omnipotente Dios Os Alabo, Glorifico Y Bendigo Y Doy Gracias Por Todas Las Que Concedisteis A Vuestro Siervo José Gregorio Y, Por Su Intercesión Os Pido Oigas Los Ardientes Votos Que Hago Para Alcanzar De Vuestra Soberana Bondad El Favor Que Humildemente Os Suplico. AMEN.

Aquí Se Pide Lo Que Se Desea.

Padre Nuestro, Avemaría Y Gloria

DÍA SEGUNDO

Oh Divino Verbo Encarnado Por Amor A Los Hombres Y Ese Mismo Amor Sacrosanto En Los Altares, Os Doy Las Gracias Por Las Carísimas Inefables Con Que Cada Día Favorecías El Alma De Vuestro Siervo José Gregorio Al Recibiros Con Tan Santas Disposiciones En La Sagrada Comunión, Yo Por Su Intersección Os Pido El Favor Que Tanto Necesito. AMEN.

Aquí Se Pide Lo Que Se Desea

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

DÍA TERCERO

Oh Espíritu Santo Fuente Inagotable De Amor Y Vida Os Alabo Y Doy Gracias Por Haber Elegido Por Morada El Alma De Vuestro Siervo José Gregorio Y Por Su Intercesión Os Pido Este Favor. AMEN.

Aquí Se Pide Lo Que Se Desea

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

DÍA CUARTO

Oh Fidelísimo Siervo De Dios José Gregorio Oye Las Suplicas De Mi Corazón, Y Así Como En La Tierra Socorriste A Los Pobres, Enfermos Y Atribulados Con Tus Limosnas, Ciencias Y Buenos Consejos Ahora Feliz En El Cielo, Protégeme, Y En Prueba De Que Olvidas, Alcánzame El Favor Que Confiada Y Humildemente Te Pido..........Si Es Para Mayor Gloria De Dios Honra De Maria Inmaculada Tu Propia Exaltación De Los Altares Y Bien De Mi Alma. Amen.

Aquí Se Pide Lo Que Se Desea

Padrenuestro, avemaría, Gloria

DÍA QUINTO

Oh Señor Mío Jesucristo Tu Que Miraste Con Complacencia La Humanidad Y Caridad De Vuestro Siervo José Gregorio, Os Suplico Le Concedas La Gracia De Ayudarme A La Salvación De Mi Alma Y Que Su Ejemplo Perdure En Nosotros Para Grandeza De Tu Gloria. Amen.

Aquí Se Pide Lo Que De Desea

Padrenuestro, Avemaría, gloria

DÍA SEXTO

Seráfico San Francisco De Asís Alcánzale A Este Insigne Hijo De Tu Orden Tercera José Gregorio El Honor Supremo De Ser Elevado A Los Altares. Y Tu Gloriosa Santa Teresa De Jesús, Has Prueba De Tu Valimiento Ante La Soberana Majestad, celebrando
La Hora De Su Beatificación. Amen

Aquí se pide lo que se desea

Padrenuestro, avemaría, Gloria
 

DÍA SÉPTIMO

Oh Virgen De Las Mercedes Obtenga De Vuestro Divino Hijo Para Este Pueblo Venezolano Que Tiernamente Os Ama, La Gracia Insigne De La Exaltación A Los Altares De Vuestro Devoto José Gregorio Hernández, Que Tan Inefablemente Os AmÓ. AMEN.
Aquí Se Pide Lo Que Se Desea

Padrenuestro, Avemaría, gloria
 

DÍA OCTAVO

Señor Dios Mío Mi Redentor Y Mi Todo Acordaos De Esta Alma Pecadora, Para Que Se Vista Con La Humildad Y Caridad Con Que Vuestro Siervo José Gregorio Os Sirvió En Este Mundo, Haciendo El Bien En Tu Santo Nombre Y Sirviéndonos De Ejemplo Para Santificarnos En Tu Gracia. Amen

Aquí Se Pide Lo Que Se Desea

Padrenuestro, Avemaría, gloria

DÍA NOVENO

Mi Alma Glorifica Al Señor Y Mi Espíritu Esta Transportado En Gozo De Dios Salvador Mío, Porque Ha Puesto Sus Ojos En La Bajeza De Su Esclava , Por Lo Tanto Ya Desde Ahora Me Llamaran Bienaventurada Todas Las Generaciones , Porque Ha Hecho En Mi Cosas Grandes Aquel Que Es Todopoderoso, Cuyo Nombre Es Santo, Y Cuya Misericordia Se Derrama De Generación En Generación Sobre Todos Los Que Le Temen. Hizo Alarde De Su Brazo, Deshizo Las Miradas Del Corazón De Los Soberbios, DerribÓ Del Solio A Los Poderosos Y EnsalzÓ A Los Humildes, ColmÓ De Bienes A Los Hambrientos, Y A Los Ricos Los Despidió Sin Nada Acordándose De Su Misericordia Acogió A Israel Su Siervo: Según La Promesa Que Hizo A Vuestros Padres, A Abraham Y Su Descendencia Por Los Siglos De Los Siglos. Amen.

Aquí Se Pide Lo Que Se Desea

Padrenuestro, Avemaría, gloria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                     HISTORIA                                                subir

 

 

José Gregorio Hernández


Médico y laico católico venezolano.
Nacimiento

26 de octubre de 1864. Isnotú, Trujillo.
Muerte

29 de junio de 1919. Caracas.


José Gregorio Hernández Cisneros fue un médico y científico venezolano, solidario con los más necesitados, tanto que muchos latinoamericanos lo consideran un santo a pesar de no estar beatificado por la Iglesia Católica.
Actualmente está en proceso de beatificación y canonización, logrando en el año 1986, que el Papa Juan Pablo II lo declarara "Venerable".

Infancia


José Gregorio Hernández Cisneros nació en Isnotú, una pequeña localidad ubicada en el estado Trujillo, en la cordillera Andina, en el occidente del país, siendo el primero de seis hermanos, hijo de Benigno María Hernández Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros Mansilla, de ascendencia colombiana y española respectivamente. Toda su infancia la pasó en su pueblo natal pues su padre era dueño de un comercio en la localidad, posición bastante elevada para el momento.

A los 13 años de edad, José Gregorio manifestó a su padre su deseo de estudiar la carrera de Leyes; sin embargo mucho le debemos a la atención de Don Pedro Celestino Sánchez, primer maestro del pequeño Gregorio en Isnotú, quien supo descubrir las habilidades del niño y recomendó a su Padre que lo enviase a estudiar a la capital. Para ello tuvo que trasladarse a la ciudad de Caracas para realizar sus estudios de bachillerato. Al llegar a la capital, inició sus estudios en el Colegio Villegas, uno de los más prestigiosos colegios de la época, el cual era dirigido por Guillermo Tell Villegas. Pasando su estadía dentro de las mismas instalaciones del colegio, el joven José Gregorio creó lazos de "amistad" con el director y su esposa.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estudios en Europa                                               subir

El 28 de junio de 1888, Hernández recibe el título de medicina en la Universidad Central de Venezuela, luego de graduarse, el Gobierno de Venezuela le otorga una beca que le permite viajar a París, a los fines de profundizar su conocimiento en áreas más aplicadas de la medicina que para dicho momento no eran bien conocidas en el país.

Para noviembre de 1889, ya se encontraba cursando estudios en el laboratorio de histología de Mathias Duval. Durante dichos estudios, José Gregorio profundiza en las áreas de Microbiología, Histología Normal, Patología, Bacteriología y Fisiología Experimental, entre otras.

Terminados sus estudios en esa ciudad, solicita permiso y se traslada a Berlín a estudiar histología y anatomía patológica y seguir un nuevo curso de bacteriología.
 

En su estancia por Francia muere su padre, Benigno Hernández, de quien se dice, heredó el carácter y la rectitud. Los bienes que le quedaron como herencia, se los entregó por completo a sus sobrinos, los hijos de su hermana Sofía con Temístocles Carvallo, pues su madre ya había fallecido, cuando él tenía sólo ocho años.

Hernández regresa a Venezuela a fin de ingresar como profesor en la Universidad Central de Venezuela en Caracas, además, aprovecha para traer valiosos equipos médicos al Hospital Vargas. Fue él quien introdujo el microscopio en Venezuela por primera vez.
 

Poco a poco, la fama del Doctor José Gregorio Hernández se regó por toda Caracas, llegando a tener una clientela muy extensa, proveniente de diversos estratos de la sociedad. Los modernos métodos que utilizaba, le valieron méritos que jamás le hicieron desvirtuar su misión caritativa, loable y generosa.

Catedrático de la UCV y vida científico-académica

En 1891, el doctor Hernández regresa de Europa, y en noviembre de ese año, comienza su actividad como docente en las cátedras de Histología Normal y Patológica, Fisiología Experimental y Bacteriología, de la Universidad Central de Venezuela (UCV) fundador de ambas, hay que destacar que al culminar sus estudios de postgrado en París y Berlín le fue delegada la responsabilidad de adquirir con recursos del Estado Venezolano los materiales necesarios e indispensables para instalar "El Laboratorio de Fisiología Experimental" en Caracas, así como la adquisición de la bibliografía que fuera necesaria para la apertura de las cátedras mencionadas en la UCV, labor que cumplió con empeño, honestidad, y eficiencia propias de su persona. Fue él quien introdujo el microscopio en Venezuela, y muchos de los instrumentos que trajo de Francia, según el testimonio del Dr. Augusto Pi Suñer se encontraban en uso para su época.

El 14 de septiembre de 1909, es nombrado profesor de otra Cátedra, esta vez la de Anatomía Patológica Práctica, la cual funcionó anexa al Laboratorio del Hospital Vargas, y en de la cual se encargó hasta la creación de la Cátedra de Anatomía Patológica de la Universidad Central con asiento en el Instituto Anatómico y que fue regentada por el Dr. Felipe Guevara Rojas, en 1911.

No sólo fue el fundador de la Cátedra de Bacteriología, puesto que también fue la primera persona en Venezuela en publicar un trabajo de dicha disciplina, denominado “Elementos de Bacteriología” en 1906. La cátedra de bacteriología fue la primera que se fundó en América. Es con él cuando comienza la verdadera docencia científica y pedagógica, a base de lecciones explicativas, con observación de los fenómenos vitales, la experimentación sistematizada, prácticas de vivisección y pruebas de laboratorio. Introdujo el microscopio y enseñó su uso y manejo; coloreó y cultivó microbios; hizo conocer la teoría celular de Virchow. Fue además, un gran fisiólogo y un biólogo eminente, pues conocía a fondo la física, la química y las matemáticas, ciencias básicas y trípode fundamental sobre la que reposa toda la dinámica animal. Las aplicaciones prácticas de esas experiencias, las supo poner al servicio de la finalidad suprema de la medicina, que no es otro que curar enfermos y proteger la vida.

Su labor docente fue interrumpida en dos oportunidades. La primera cuando decide hacerse religioso en el monasterio la orden de San Bruno en La Cartuja de Farneta, a la cual llegó el 16 de julio de 1908, y de la que regresó el 21 de abril de 1909, para en mayo de ese año reincorporarse a sus actividades académicas en la Universidad. La segunda vez que interrumpió sus actividades docentes fue a partir del primero de octubre de 1912 cuando el gobierno dictatorial del General Juan Vicente Gómez decreta el cierre de la Universidad, ya que ésta se había puesto en contra de dicho tirano.

 

En enero de 1916 al crearse la "Escuela de Medicina Oficial" que funcionó en el Instituto Anatómico en la esquina de San Lorenzo. Hubo otra corta interrupción, pero esta vez sin apartarse del ámbito académico, ya que en 1917 viaja a las ciudades de Nueva York y Madrid a realizar estudios; de sus Cátedras queda encargado temporalmente su ilustre discípulo el doctor Domingo Luciani. Reinicia su actividad docente el 30 de enero de 1918 hasta el día 29 de junio de 1919.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su muerte                                                                subir

 

Murió de forma trágica, cuando atropellado por un automóvil. Sus restos reposan en el Templo de la Parroquia La Candelaria de esta ciudad, después de estar por mucho tiempo en el cementerio general del Sur. Era la tumba más visitada de dicho cementerio.
 

José Gregorio Hernández iniciaba su rutina dominguera de atender a los vecinos enfermos, cuando salió de consultar a la anciana enferma, José Gregorio, considerando que esta era muy pobre decidió el mismo irle a comprar las medicinas que le había recetado y para ello se llegó hasta la farmacia que se encontraba en la esquina de Amadores.

En la esquina de Amadores y Urapal se encontraba estacionado un tranvía y en el momento en que salía José Gregorio de la farmacia con las medicinas, otro tranvía subía desde Guanábano hacia Amadores. José Gregorio fue a cruzar la calle por delante del tranvía que se encontraba detenido, sin percatarse que un automóvil se aceraba en esa dirección, sorprendido por la aparición inesperada del transeúnte el chofer no pudo detener a tiempo el vehículo que conducía a 30 Km. por hora y José Gregorio recibió el fuerte impacto que lo lanzó por el aire contra un poste telefónico; golpeándose en su caída con el filo de la acera. Este golpe de acuerdo con el informe forense es lo que ocasiona la muerte del ilustre médico y siervo de Dios pocos minutos más tarde, pues le fracturó la base del cráneo y le provocó una hemorragia interna.

La señorita Ángela Páez se encontraba en ese momento asomada a la ventana de su casa, el numero 29 entre Guanábano y Amadores y pudo ver el accidente. De acuerdo a su testimonio cuando José Gregorio vió que se le abalanzaba el automóvil, exclamo: "Virgen Santísima".

Por extraña coincidencia el que conducía el automóvil Fernando Bustamante Morales, iba a ser compadre de José Gregorio y este había curado en una ocasión a su madre y salvado de la peste a una de sus hermanas.

En el mismo auto que lo atropellara llevaron a José Gregorio a toda carrera hasta el Hospital Vargas. Cuando llegaba el coche con la victima ya en estado de coma salía en ese momento del hospital el Presbítero Tomás García Pompa, Capellán de esa institución quién al enterarse del caso regresó justo a tiempo para imponer los Santos Oleos al moribundo.

También en el mismo auto del accidente fueron a buscar al doctor Luis Razzetti, quien habría de firmar el acta de defunción:" además de la fractura de la base del cráneo certificada, tenía una ligera herida en la sien derecha, y un morado en la misma sien, señales del golpe contra el poste de hierro; por la nariz y la boca le brotaba sangre; más arriba de las rodillas tenía una franja morada en ambas piernas".

Las hermanas de San José de Tarbes fueron las encargadas de la piadosa labor de amortajar a José Gregorio. Una vez examinado y amortajado el cuerpo fue trasladado a la casa de sus hermanos José Benigno, Avelina y Hercilia Hernández, en el numero 57 en la avenida Norte, entre Tienda Honda y Puente de la Trinidad. La elección de esta casa para exponer el cuerpo se hizo tomando en cuenta que era más grande que la de José Gregorio y como se esperaba una gran afluencia de dolientes en esta casa sería mas fácil acomodarlos.

Sin embargo la reacción popular fue muy superior a lo que se esperaba. La noticia de su muerte fue trasmitida por toda Caracas en cuestión de minutos y el número de personas que se presentó a ofrecer sus últimos respetos al doctor Hernández fue tan grande que las autoridades tuvieron que intervenir para organizar el desfile incesante de dolientes.

Durante toda la noche estuvieron desfilando pacientes y amistades por la capilla improvisada en la casa de la avenida Norte para ver por última vez al médico y al amigo que tanto bien les había hecho en éste mundo. A las siete de la mañana del día siguiente, realizó el oficio de difuntos de cuerpo presente el entonces Arzobispo de Caracas Primado de Venezuela Monseñor Felipe Rincón González. A la luctuosa ceremonia concurrieron sus familiares y un gran número de representantes de organizaciones religiosas.

A las 10 de la mañana del 30 de Junio se inició el traslado del féretro hacia el Paraninfo Universitario. Este habría de hacerse en los hombros de los estudiantes y de sus discípulos. Dos largas hileras de colegas y estudiantes precedían el cortejo fúnebre. Cada uno de estos portaba una corona floral.

Una vez depositada la fúnebre carga se estableció una guardia de honor en torno al ataúd integrada por cuatro alumnos los cuales eran reemplazados cada media hora. Las ofrendas florales que según algunos sumaban más de mil coronas, fueron colocadas en el salón central del Paraninfo y en otros salones.

Si grandioso había sido el desfile hacia el Paraninfo Universitario, indescriptible resultaría el desbordante cortejo hacia la Catedral. Toda Caracas se desbordaba en un verdadero mar humano para ver pasar por última vez al que tantas veces recorriera sus calles para llevar salud, consuelo y ayuda.

Venerado sobre todo en su patria y en Colombia. Son muchos los que peregrinan a su pueblo natal para rezarle y ofrecer votos.


Era conocido como un profesor culto (hablaba francés, alemán, inglés, italiano, portugués, dominaba el latín, era músico, filósofo y poseía profundos conocimientos de teología), exigente y se caracterizaba por la puntualidad en el cumplimiento de sus deberes profesorales. Formó una escuela de investigadores quienes desempeñaron un rol importantísimo en la medicina venezolana. Discípulos de Hernández fueron el Dr. Jesús Rafael Risques, quien fue su sucesor en la Cátedra de Bacteriología y Parasitología, Rafael Rangel (1877-1909) considerado como el fundador de la parasitología nacional.

De la mano de los Doctores Mathias Duval, Isidro M Strauss, y Charles Robert Richet, (este último el 11 de diciembre de 1913, fue galardonado con el Premio Nóbel de Medicina por sus investigaciones sobre Anafilaxia), logró los conocimientos teóricos y obtuvo el dominio de las técnicas histológicas, en boga para esa época, así como adquirió los conceptos básicos sobre la embriología, así como se encontró en posición de introducir en las últimas décadas del siglo XIX las ideas y el método experimental debido a Claude Bernard. Con estas herramientas adquiridas en Francia, Hernández introduce y establece el método experimental en Venezuela.

Aunque Hernández sólo escribió trece trabajos científicos, una cantidad poco numerosa, la Academia Nacional de la Medicina (de la cual fue fundador) le reconoce, que su trabajo reviste significativa importancia por: su capacidad como clínico de someterse al rigor del método anatomoclínico que la escuela francesa había llevado hasta el cenit en su aplicación (como en los casos presentados por Hernández sobre tuberculosis, neumonía, y fiebre amarilla). Su capacidad de manejar los recursos derivados de las técnicas complementarias de diagnóstico (los datos de la histología patológica, de la bacteriología, de la parasitología y de la fisiología) para lograr una cabal interpretación de los procesos patológicos presentes en el paciente. Su capacidad para crear hipótesis novedosas (los datos de hematimetría en los sujetos de nuestro medio, la descripción de una nueva forma de "angor pectoris" de origen palúdico).
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vida religiosa                                                      subir


Durante toda su vida, se vio muy ligado a la religión católica, no sólo por sus inclinaciones humanitarias y en pro de los desvalidos, sino por sus repetidos intentos por convertirse en sacerdote. Este deseo no se materializó por motivos de salud.

 

Por lo cual después de creer haber cumplido para con su familia, la ciencia y su país, decidió avocarse a la vida religiosa, en el año 1907 luego de discutir el caso con el arzobispo de Caracas para ese entonces, Monseñor Juan Bautista Castro, este envía una carta al Prior de la orden de San Bruno en La Cartuja de Farneta cerca de Lucca, Italia. Por su parte, Mons. Juan Castro también envía una carta de recomendación al prior en donde le solicita la admisión de José Gregorio a la orden.

El 16 de julio de 1908 José Gregorio arriba a la orden en donde permaneció durante diez meses, en la Cartuja de Lucca (Italia), donde intentó llevar una vida monástica, que los cuarenta y cuatro kilos de peso de su cuerpo no resistieron. Luego en 1909 ingresó al seminario Santa Rosa de Lima en Venezuela, el cual abandona para hacer su último intento por pertenecer a una congregación.

 

Regresa a Italia, en 1913, para ingresar en el Colegio Pío Latinoamericano de Roma y continuar la carrera en el monasterio, que una vez más debió dejar inconclusa para volver a Venezuela y protegerse de una afección pulmonar.

 

Don Gregorio ya no intenta mas la vida religiosa. Comprende que Dios lo llama a la vida seglar. Será un seglar católico ejemplar sirviendo a Dios en sus hermanos desde su vocación de médico, pues así también se puede y se debe ser santo. Continuó ejerciendo como médico ejemplar.

Dedicaba 2 horas diarias a servir a los pobres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones                                                        subir

1893 - Sobre el número de glóbulos rojos.

          Gaceta Médica de Caracas.
1894 - Sobre angina de pecho de naturaleza paludosa.

          Gaceta Médica de Caracas.
1910 - Lecciones de Bacteriología.

          Gaceta Médica de Caracas.
1910 - Lesiones anatomo–patológicas de la pulmonía simple

          o crupal. Gaceta Médica de Caracas.
1910 - De la nefritis a la fiebre amarilla. Gaceta Médica de

          Caracas, 1910.
1913 - Renuncia ante la Academia Nacional de Medicina.

          Gaceta Médica de Caracas.
1918 - Nota preliminar acerca del tratamiento de la

          tuberculosis por el aceite de Chaulmoogra.

          Gaceta Médica de Caracas.
1922 - Elementos de bacteriología. 2da ed. Caracas.

          El Cojo.
1959 - Elementos de filosofía. 3ra ed. Caracas.

          Bibliográfica Venezolana.
1968 - Obras completas. Caracas.

          Universidad Central de Venezuela.


 

 

 

 

Fuentes                                                                               subir
- Enciclopedia Libre Wikipedia.
- Alegría, Ceferino. 1970. "Figuras medicas venezolanas I". Ediciones Pulmobronk. Caracas, Venezuela.
- Altazini, Enrique. 2007. José Gregorio Hernández el santo de Venezuela. En oriente.com
- Briceño-Iragorry, Leopoldo. José Gregorio Hernández, su faceta médica (1864-1919). Gac Méd Caracas v.113 n.4 Caracas dez. 2005.
- Sánchez, Marianny. 2006. José Gregorio Hernández, la filosofía de una ciencia. Academia Biomédica Digital.
- Suárez, María Matilde. 2005. José Gregorio Hernández. El Nacional y Banco del Caribe. Caracas, Venezuela. ISBN 980-6518-60-8

 

 

                                                                                                                                                                         

Deseo publicar en esta página mi petición

o agradecimiento al Siervo de Dios

  Nombre:

 Email:

 

Texto:

(Máximo 120 caracteres)

Aún le restan caracteres

 

Al enviar esta planilla certifico que soy absolutamente responsable de todos los conceptos y datos escritos


       

 

recomienda esta página a tus amigos aqui

                                                                                                                         subir